Presidente ruso sufrió dolores en el pecho, justo antes de anunciar por televisión el llamado a la reserva y amenazar al mundo con armas nucleares

Cambiar la estrategia de su plan de acción en Ucrania, no le resultó gratis a Vladimir Putin. Con un avance imparable del ejército ucraniano, que ha recuperado numerosos kilómetros su invadido país, el llamado de urgencia a la reserva de este miércoles, le pasó la cuenta. Fuentes confiables del entorno del Mandatario ruso, señalaron que sufrió «ataques de tos» y «fuertes dolores en el pecho», que habrían provocado un retraso en su transmisión de televisión en vivo, afirmó el diario “Mirror” británico. Tras la emergencia, se llamó a médicos para atenderlo, por lo cual la transmisión debió retrasarse 13 horas.

Compartir


Síguenos si quieres saber para donde va la micro

|

+56 9 5718 0343 Suscríbete Gratis