Exportaciones de fruta chilena al mundo. El dulce sabor del trabajo bien hecho

Exportaciones de fruta chilena al mundo. El dulce sabor del trabajo bien hecho

A pesar de todos los vaivenes que han sufrido los mercados de todos los sectores debido a la pandemia reinante en el mundo, brotes de buenos augurios hoy hacen que la fruta chilena pase por un buen momento. El aumento de sus exportaciones en octubre, han estado liderados por las cerezas, aunque las manzanas no siguen -por ahora- el mismo camino.

Por décadas Chile ha sido reconocido en el mundo gracias a sus frutas. Producto de exportación por antonomacia, la fruta chilena ha sido junto al cobre la principal embajadora de lo generoso que ha sido la naturaleza con este país. Pero con la llegada de la pandemia, al igual que muchos otros sectores, muchas cosas cambiaron para este sector, que ha debido redoblar sus esfuerzos para mantener sus niveles de exportación en cifras azules.

Como en muchas áreas, el virus del Covid hizo lo suyo también en esta industria. Las exportaciones de fruta desde Chile hacia el exterior, en el periodo enero-julio de 2021, llegaron a los 2,35 millones de toneladas, por un valor de USD 4.894 millones FOB. En contraste con los mismos meses de 2020, las cifras disminuyeron en 0,1% en volumen exportado y tuvo un aumento de 4% en valor.

Afortunadamente, las consecuencias de la crisis sanitaria se ha estancado en los últimos meses del 2021. Un reciente trabajo de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), señala que a octubre, los embarques de fruta fresca desde Chile hacia al exterior, lograron ventas por USD 4.362 millones FOB, si bien menores que en el primer período, fueron un 2% más que en el mismo período del año pasado, logrando exportar más de 2,43 millones de toneladas.

Ha sido las cerezas el producto estrella de nuestras exportaciones, liderando los envíos de fruta. Sólo en el tramo enero-octubre acumularon ventas por USD 1.192 millones, un 25% más que en igual período del 2020. Más de 266 mil toneladas de cerezas fueron exportadas al exterior, alcanzando un aporte total de 83%. El 96% de la cosecha total de cerezas chilenas se han enviado a China, el gran cliente de nuestras frutas en los mercados internacionales.

Tras ellas está la uva de mesa, producto que a diferencia de la cereza, sus ventas no han podido repuntar. Según Odepa, a octubre los embarques de uva alcanzaron las 522 mil toneladas, que se traducen en más de USD 932 millones, lo cual significa una disminución de 13% en volumen y 9% en valor con respecto al año pasado. 47% de esta uva de mesa ha ido a Estados Unidos y sólo 15% a China.

Según el organismo especializado estatal, en una tercera ubicación, se encuentran las manzanas, cuyas ventas sí lograron subir en pandemia en 3%, llegando a tranzarse en más de USD 586 millones. Eso sí, sus volúmenes enviados cayeron en 3% alcanzando sólo las 620 mil toneladas. Los países que más recibieron manzanas chilenas en el mundo, fueron Estados Unidos (12%), Colombia (10%) y los Países Bajos (8%).

Mucho más atrás estás los arándanos, con embarques por USD 491,4 millones y 96 mil toneladas enviadas hacia el exterior. Esta fruta, en mucho menor medida -según Odepa- junto al kiwi y las ciruelas, se suman a los embarques de cerezas, manzanas y uvas, lo que permitió a Chile concentrar el 83% del valor total de la fruta fresca nacional exportada al mundo en pandemia.

Compartir


Síguenos si quieres saber para donde va la micro

|

+56 9 5718 0343 Suscríbete