El imparable aumento de precio del alimento favorito de los chilenos. El pan nuestro de cada día…más caro

El imparable aumento de precio del alimento favorito de los chilenos. El pan nuestro de cada día…más caro

La escasez de trigo a nivel mundial, sumado al aumento de costos en su producción a nivel internacional, el cierre de plantas locales y de productores que han buscado en otras plantaciones una mejor rentabilización, además de la pandemia que ha redoblado el consumo de este alimento en el país, serían las razones de porqué hoy el kilo de pan haya tenido un 7% de alza entre enero y noviembre.

Desde tiempos inmemorables, el pan ha sido el elemento básico en la nutrición del hombre. Considerado un alimento básico, noble y muy nutritivo, este infaltable y esencial ingrediente de la dieta de los chilenos (somos el segundo país en el mundo con mayor consumo pér cápita de pan) hoy sufre una de las mayores alzas de su precio, debido a la escasez de trigo en el país.

Con un sector que ha puesto el “grito en el cielo”, por el incierto futuro del valor del cereal en los próximos meses, los efectos lo están sufriendo los hogares chilenos. Ellos han visto como ha subido un 7% el valor de este esencial alimento diario durante el lapso enero-noviembre de este año. Productores, molineros y panaderos llaman al Gobierno a tomar cartas en el asunto e impedir que su precio se dispare sin control.

El aumento del valor de este producto, según resalta estudios del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y de acuerdo con los actores de la cadena trigo-harina-pan, se produciría en la clara escasez de trigo que hoy está afectando al país. Según la Comercializadora de Trigo S.A. (Cotrisa), el organismo estatal encargado del sector, las razones de la imparable alza del pan, son claras y específicas y es parte de un círculo vicioso.

Los altísimos precios que el cereal estaría teniendo en los mercados internacionales, producto de la falta de producción a nivel global, sumado al aumento de los fletes, y el tipo de cambio, ha repercutido en un alza feroz de la internación del trigo en el mercado chileno. Esta variable toma aún mayor fuerza cuando el 60% del trigo que se consume en el país, es importado.

Estados Unidos y Canadá, dos de los principales abastecedores de trigo para el mercado local, están teniendo graves problemas de producción como comercialización hacia el exterior, hecho que incidiría notablemente en el alza de precio. Según Cotriza, en las últimas semanas se ha llegado a reportar transacciones en el marcado nacional de sacos de 100 kilos (quintal) de trigo entre los $ 31.000 y $ 32.000, un 48% más de lo que se vendía el 2020.

En lo que concierne al 40% de la producción de trigo a nivel nacional, sin duda alguna el factor clave para esta alza de precios ha sido la sequía que hoy está afectando prácticamente a todo el territorio chileno. Muchas de las plantaciones de este cereal se han trasladado a la zona sur del país, huyendo de la escasez hídrica que nos afecta, con la consabida alza de los costos que ello involucra.

Paralelamente, por el avance de la sequía y la poca rentabilidad que hoy está generando el cultivo y venta de trigo, muchos productores han debido reconvertirse a otros productos más rentables, lo cual ha aumentado la falta de producción en el mercado interno. “Hoy hay plantas que no tienen trigo para moler”, sostiene un vendedor de un importante molino nacional que abastece de trigo a cientos de panaderías del Gran Santiago y La V Región.

“Las ventas han bajado considerablemente, debido a que si bien existe una alta demanda, hay muchas plantas que no están funcionando, por lo cual los clientes se han volcado hacia nosotros, sin embargo, no podemos garantizar las entregas de una producción muy por debajo de lo normal”, sostiene. “Esto significa que al haber escasez de trigo, vendemos más cara la harina, lo cual obliga a los panderos a subir el precio de su pan”.

Según la Federación Chilena de Industriales Panaderos, desde dos años a la fecha, se consume más de lo que se siembra, lo que ha provocado una baja de stocks a nivel mundial. En el caso de Chile, la pandemia gatillo que aumente el consumo de pan, tanto el hecho en casa, como el que se compra, por lo cual la harina ha subido entre un 25% a un 30%, precio que ha sido traspasado al kilo de pan.

Compartir


Síguenos si quieres saber para donde va la micro

|

+56 9 5718 0343 Suscríbete